INVAP-industrial-C1

La liofilización es una forma de desecado en frío que sirve para conservar sin daño los más diversos materiales biológicos. El producto se conserva con muy bajo peso y a temperatura ambiente conservando todas sus propiedades al rehidratarse. El proceso consiste en congelar primero el material y luego eliminar el hielo por sublimación.

INVAP ha desarrollado equipos de liofilización que contienen mejoras tecnológicas que permiten que sean más sencillos de operar y mantener.

Frambuesas liofilizadas en nuestros laboratorios de ensayos en S. C. de BarilocheLa liofilización es ampliamente usada para la conservación de diversos productos. Detiene el crecimiento de microorganismos, inhibe el deterioro de sabor y color por reacciones químicas y pérdida de propiedades fisiológicas. Asimismo, facilita el almacenamiento y la distribución de diferentes tipos de productos.

En la actualidad, se liofilizan los alimentos como la sopa, el café, las frambuesas y las frutillas. No sólo se consigue evitar la necesidad de una cadena de frío, sino que los productos mantienen el volumen y la forma original a pesar de la gran pérdida de peso.

También se utiliza esta técnica para conservar plasma sanguíneo, suero, soluciones de hormonas y productos farmacéuticos biológicamente complejos como vacunas, sueros y antídotos.

Sistema de validación

INVAP ofrece servicios de verificación y validación destinados a la determinación de los parámetros de liofilización de cualquier producto factible de ser sometido a ese proceso.

La empresa dispone de instalaciones y equipos que reproducen los detalles de una liofilización industrial en pequeña escala, que permiten perfeccionar los protocolos operativos. De ese modo, se realiza la búsqueda constante de ajustes en el diseño de cada planta para optimizar la producción del cliente.

Procedimientos habituales en nuestras plantas

Las plantas que construye INVAP se diseñan a medida del cliente cumpliendo todos los pasos, incluyendo los ensayos previos para determinar las características del proceso necesario para cada producto, la ingeniería básica, su validación, la construcción, la puesta en marcha y la operación de esta planta “llave en mano”.

Las plantas concebidas para liofilizar alimentos usan una batería de eyectores supersónicos, con un eyector de arranque y dos condensadores barométricos. Debido a que el vacío se mantiene mediante una columna líquida de altura apropiada, la estructura alcanza una altitud considerable.

El procesamiento de los alimentos depende del producto a tratar pero sigue por lo general una serie de etapas. En primer lugar, se realiza el acondicionamiento previo de los alimentos. Luego se procede al congelamiento del material y su almacenamiento en cámaras frigoríficas hasta el momento de liofilizarlo.

A continuación se realiza el proceso de liofilización propiamente, haciendo vacío y calentando la carga suavemente según lo establecido previamente en el protocolo del tratamiento.

Una vez completado el proceso, se procede a la descarga y envasado en recipientes herméticos. De ser necesario, se realiza bajo atmósfera de nitrógeno. De ese modo, el producto está listo para su distribución y comercialización.

Como es natural, la producción varía según los parámetros de diseño, dependiendo del producto a liofilizar y a los turnos de operación.

Entre las plantas diseñadas y construidas por INVAP, se cuentan la planta ubicada en Gaiman, Chubut, Argentina, puesta en funcionamiento en 1999 y la instalada en Querétaro, México, y puesta en operaciones en 2004.

Ventajas de nuestras plantas

Las plantas de liofilización diseñadas y construidas por INVAP requieren menos personal especializado debido a su funcionamiento más sencillo que las fábricas tradicionales.

altEl proceso de liofilización consiste en introducir el producto a tratar en una cámara hermética y realizarle vacío rápidamente. El vacío baja la temperatura dentro de la cámara provocando el congelamiento del agua contenida en el material. Luego se comienza a calentar el material mientras se mantiene el vacío, para que el hielo “sublime” (se vuelva vapor sin pasar por fase líquida).

En un liofilizador convencional, el vacío se logra mediante la combinación de bombas extractoras de aire y "trampas frías" que operan a -40 o -50 °C, para congelar el agua extraída del producto y crear una presión menor a la atmosférica dentro de la cámara. Esas bombas de vacío mecánicas y los grandes equipos de frío requieren una gran cantidad de mano de obra especializada para su operación y su mantenimiento.

En el diseño de planta liofilizadora de INVAP, el vacío se realiza por medio de eyectores de vapor sin bombas ni trampas frías. Los eyectores son equipos pasivos, de operación sencilla y escaso mantenimiento que son activados por vapor. Para instalar un equipo liofilizador de INVAP no se necesita una fábrica altamente equipada: sólo hay que tener gas natural, electricidad y agua.

icon Que_es_la_liofilizacion (529.42 kB)