Reactor de Investigación OPAL, Lucas Heights, Australia

Reactor de Investigación OPAL, Lucas Heights, Australia

El reactor australiano de agua liviana en pileta abierta (OPAL, por sus siglas en inglés) es una instalación multipropósito, con un fuerte sesgo para la producción de radioisótopos. Está ubicado... Leer más

El núcleo tiene un diseño compacto y se encuentra a diez metros de profundidad en la pileta principal, rodeado por una chimenea de zircaloy. Contiene dieciséis conjuntos combustibles, formados por placas de combustible de uranio de bajo enriquecimiento.

Las placas de combustible se hallan separadas entre sí por canales de refrigeración por los cuales circula el agua del sistema de enfriamiento para la disipación del calor de fisión. Cuando el reactor se encuentra apagado, el calor de decaimiento se disipa mediante la circulación natural del agua de la pileta. La reactividad se controla mediante placas absorbentes de desplazamiento vertical.

El núcleo está rodeado por un tanque reflector con agua pesada que refleja los neutrones y asegura que se dispondrá de altos flujos neutrónicos en un amplio volumen. Las facilidades para la irradiación de blancos y la extracción de haces de neutrones se hallan dentro del tanque reflector.

En la pileta del reactor se encuentran también las canalizaciones de los sistemas de enfriamiento, la instrumentación nuclear y no nuclear, e instalaciones de irradiación.

Manejo de desechos y elementos combustibles gastados

El reactor cuenta con instalaciones de monitoreo, control, aislamiento y clasificación de desechos nucleares y no nucleares. El sistema de manejo de desechos radioactivos líquidos clasifica, recolecta y almacena temporalmente a los desechos líquidos producidos durante la operación de los sistemas del reactor, sus instalaciones y sus laboratorios. La pileta de servicio cuenta con instalaciones de reducción de volumen para desechos sólidos metálicos.

Los elementos combustibles irradiados se almacenan en canastos, colocados en el bastidor de almacenamiento en la pileta de servicio. El diseño de los canastos y las condiciones de enfriamiento aseguran la preservación de la integridad del encamisado del combustible.