ra8argEl Reactor Argentino RA-8, que tuvo como misión exclusiva testear el núcleo del futuro reactor denominado Central Argentina de Elementos Modulares (CAREM), fue diseñado y construido por INVAP para la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) en Pilcaniyeu, en la provincia de Río Negro, Argentina. Funcionó entre 1997 y 2001. Ese tipo de reactores suele tener baja potencia y vida operativa breve, ya que sale de servicio una vez cumplida su función. Aunque formalmente se asemeja a los reactores de investigación de pileta abierta, tiene un objetivo diferente: comprobar la calidad del diseño de los elementos combustibles y del diseño del núcleo en un modelo físico a escala real.

El RA-8 es un reactor de pileta abierta y de potencia cero. Genera sólo 10 watts de potencia térmica, con un máximo de 100 W en plena operación. Con tan poco desprendimiento térmico, no necesita de un circuito complejo de refrigeración. La débil convección del agua de la pileta es suficente para refrigerar el núcleo. Los elementos combustibles que empleó el RA-8 en su corta vida operativa son los que activarán la futura central CAREM: mazos de caños cilíndricos de zircaloy rellenos de pastillas de cerámica de dióxido de uranio levemente enriquecido.

Ese material tiene una proporción del isótopo físil U235, que va, según el lugar del núcleo, del 1,8% al 3,4% del inventario total de uranio.

Los elementos de control del CAREM, constituídos por placas de plata, indio y cadmio, destinados a absorber excesos de neutrones, también fueron también testeados en el RA-8. 

Galería de fotos