Desarrollo de cámaras espaciales en nuestros laboratorios de óptica en San Carlos de Bariloche

En su segunda pasada del día, a las 22:30 horas, el SAC-C se encuentra sobre una Argentina generalmente a oscuras. Sin embargo, para no desaprovechar ese vuelo cuenta con una Cámara de Alta Sensibilidad (HSTC, por sus siglas en inglés) que releva una tira de 700 kilómetros de terreno. Es sensible a bandas que van desde la luz verde al infrarrojo cercano, de 450 a 850 nanómetros.

Esta cámara permite localizar un foco incipiente de incendio en campos o bosques alejados. En una zona totalmente oscura para una cámara común, aparecerá un píxel iluminado de luz infrarroja invisible para el ojo.

Además, la cámara nocturna del SAC-C permite medir el uso de iluminación en las ciudades, vigilar las tormentas eléctricas y estudiar las auroras polares.