En el marco del Plan Espacial Nacional de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) en colaboración con la Agencia Espacial Italiana (ASI), INVAP desarrolla los satélites SAOCOM 1 y 2 de observación de la Tierra, que integrarán el Sistema Ítalo Argentino de Satélites para la Gestión de Emergencias (SIASGE).

saocom1a-2016El objetivo de estos satélites,diseñados específicamente para prevenir, monitorear, mitigar y evaluar catástrofes naturales o antrópicas, es la medición de la humedad del suelo y sus aplicaciones en emergencias, tales como la detección de derrames de hidrocarburos en el mar y el seguimiento de la cobertura de agua durante inundaciones.

La misión SIASGE consta de dos constelaciones de satélites, una conformada por satélites SAOCOM argentinos y otra por satélites COSMO SkyMed italianos, que se ubicaránen una órbita polar Sol-sincrónica (06:12 am LTAN), a una altura de 619,6 km sobre la superficie de la Tierra. Esta órbita permite cartografiar globalmente la Tierra y que los paneles solares de los satélites estén prácticamente siempre apuntando al Sol. De esta forma, integrando las capacidades deambas constelaciones, se podránobtener imágenes de cualquier catástrofe en cualquier punto del globo, actualizadas cada 12 horas.
bannersaocomINVAP desarrolla las constelaciones SAOCOM 1 y SAOCOM 2, cada una de las cuales consta a su vez de dos satélites A y B. Cada uno pesa unas 3 toneladas y mide 4,5 metros de alto por 1,5 metros de diámetro. La antena radar (Radar de Apertura Sintética o SAR) desplegable tiene 10 metros de largo por 3,5 metros de ancho. Ambos satélites comparten los mismos requerimientos de diseño, de funcionalidad y operatividad, por lo que su fabricación, integración y ensayos se están llevando a cabo en simultáneo dando como resultado dos satélites idénticos que se lanzarán con un año de diferencia aproximadamente.

Esta serie de satélites abarca el desarrollo de instrumentos activos que operan en el rango de las microondas. Los objetivos principales de la misión SAOCOM 1 corresponden a las capacidades del instrumento SAR:

  • Proveer información SAR banda L polarimétrica independientemente de las condiciones meteorológicas y de la hora del día, de distintas zonas de la Tierra, en tiempo real y en modo almacenado, con una resolución espacial entre 10 y 100 metros y con diferentes ángulos de observación.
  • Satisfacer las aplicaciones consideradas en los Ciclos de Información Espacial (CIE) del Plan Espacial Nacional (PEN) Argentino.
  • Integrar en forma operacional el sistema SIASGE Sistema Ítalo Argentino de Satélites para la Gestión de Emergencias.
  • Obtener productos específicos derivados de la información SAR, en particular mapas de humedad de suelo, con aplicaciones en agricultura,hidrología y salud. Asimismo, haciendo uso de la interferometríaes posible obtener información de desplazamiento de terreno útil en variedad de aplicaciones.

+ INFO: Comisión Nacional de Actividades Espaciales

La misión SAOCOM
Tecnología de punta para realizar la gestión de emergencias ambientales del planeta y brindar información satelital para el beneficio de los argentinos.
La misión SAOCOM consiste en la puesta en órbita de dos constelaciones, SAOCOM 1 y SAOCOM 2, donde la segunda serie tendrá incorporados ciertos avances tecnológicos que resulten de la experiencia de la primera. Cada constelación está compuesta a su vez por dos satélites, denominados A y B respectivamente, básicamente similares, por la necesidad de obtener la revisita adecuada de la superficie terrestre monitoreada.
Los satélites SAOCOM, junto con cuatro satélites de la Constelación Italiana COSMO- SkyMed de la Agencia Espacial Italiana (ASI por sus siglas en italiano), integran el Sistema Ítalo Argentino de Satélites para la Gestión de Emergencias (SIASGE), creado por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) y la ASI para beneficio de la sociedad, la gestión de emergencias y el desarrollo económico.

Ejemplo de construcción colectiva
El Satélite Argentino de Observación con Microondas SAOCOM 1A ha sido diseñado, producido, testeado y operado por argentinos en el marco del Plan Espacial Nacional. La misión llevará al espacio una compleja tecnología de observación de la Tierra y es uno de los proyectos tecnológicos más desafiantes que se ha desarrollado en el país.
La misión SAOCOM es liderada por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) quien designó a INVAP como contratista principal para el diseño, fabricación, integración y ensayos de los satélites, siendo CONAE la responsable del diseño, fabricación, integración y test del instrumento principal, el Radar de Apertura Sintética (SAR por sus siglas en inglés), como así también de la operación y distribución de las imágenes que se generen.
Además de la CONAE e INVAP, han participado del mismo más de 100 empresas tanto de base tecnológica, como convencionales, que junto a numerosas instituciones del sistema de ciencia y tecnología del país, aunaron conocimiento, experiencia y esfuerzos para hacer exitosa esta misión.
El desarrollo de los paneles solares del satélite, necesarios para convertir la luz del sol en energía eléctrica para el funcionamiento del SAOCOM 1A, fue un trabajo conjunto entre INVAP, a cargo del diseño y fabricación de la estructura y mecanismos de despliegue, y la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), que realizó el diseño e integración de las celdas solares y el sistema de interconexión de los tres paneles.
La CONAE, además de ser la responsable de la misión y del instrumento, tuvo a su cargo la provisión de la antena radar, para la cual se le encargó a la CNEA el diseño y la fabricación de la estructura y mecanismos, INVAP colaboró con la fabricación de cableado y mantas térmicas, mientras que la integración y el test fueron realizados por CONAE en conjunto con las empresas VENG, STI y DTA.

• 80 empresas argentinas de base tecnológica
• 3.500.000 horas persona = 2.500.000 INVAP + 1.000.000 otras instituciones/empresas

Mayor performance
EL SAOCOM 1A se convertirá en el satélite SAR en banda L con mayor performance que exista en el planeta al momento y es por esta razón que ha despertado mucho interés en la comunidad científica internacional por hacer uso de los datos que se generen.
Los sensores de la antena radar del satélite tienen la capacidad de captar datos tanto de día como de noche. También se destaca por su capacidad para ver a través de las nubes, ya que la frecuencia utilizada por la señal de microondas las traspasa y así, a diferencia de los instrumentos ópticos, el radar puede captar datos en cualquier condición meteorológica.
Uno de los objetivos centrales de los satélites SAOCOM es la medición de la humedad del suelo y la banda L empleada tiene la capacidad de penetrar a través de la superficie hasta 2 m de profundidad dependiendo del tipo de suelo. Los mapas de humedad de suelo serán obtenidos principalmente sobre un área de interés de alrededor de 83 millones de hectáreas de la región pampeana argentina.
El SAOCOM 1A tendrá gran impacto en el sector productivo del país y será clave para prevenir y mitigar catástrofes ambientales. Proveerá información precisa para agricultura, forestación, hidrología, oceanografía, gestión de los desastres naturales y de los inducidos por el hombre, medio ambiente, cartografía, geología, minería, petróleo y salud.

SAOCOM Satélite de Observación de la Tierra

  • Instrumento: SAR banda L polarimétrico 
  • Peso: 3.000 Kg
  • Dimensiones: 4,7m de alto x 1,2m de diámetro
  • Dimensiones de antena (desplegada): 35 m2
  • Vida útil: 5,5 años
  • Órbita: Heliosincrónica    
  • Altura: 620 km
  • Ancho de barrido: 20 a 350 km
  • Resolución espacial: 10 a 100 m
  • Revisita: 16 días (un solo satélite), 8 días (para la constelación)
  • Lanzamiento: Octubre 2018, Vandenberg, EEUU
  • Lanzador: Falcon 9, SpaceX

Lanzador Falcon 9
SAOCOM 1A será lanzado en el vehículo Falcon 9 de la empresa Space X, desde la base de la Fuerza Aérea norteamericana en Vandenberg, California, EE.UU.
Space X (Space Exploration Technologies Corporation) es una empresa estadounidense de transporte aeroespacial fundada en 2002 por Elon Musk. Para el SOACOM 1A se utilizará el lanzador Falcon 9, un cohete de dos etapas impulsado por oxígeno líquido (LOX) y queroseno para cohetes (RP-1) densificado, fabricado por SpaceX. La primera etapa es capaz de aterrizar para ser reutilizada, ya sea volviendo a tierra o sobre una barcaza.

Usos del satélite
Esta misión llevará al espacio una compleja tecnología de observación de la Tierra que permitirá prevenir, monitorear, mitigar y evaluar catástrofes naturales o antrópicas para aplicaciones en agricultura como humedad de suelo, índices de vegetación y control de plagas; aplicaciones hidrológicas, costeras y oceánicas; aplicaciones en nieve, hielo y glaciares; aplicaciones en estudios urbanos, de seguridad y defensa; entre otras áreas de interés productivo.
La misión tendrá un gran impacto positivo en el sistema económico-social, ya que podrá emplearse en diversas industrias productivas, tales como la minería, la pesca, el petróleo y la energía.
A su vez, SAOCOM 1A contribuye al objetivo de Desarrollo Sostenible de Acción por el Clima al generar información para mejorar la capacidad de adaptación a los riesgos relacionados con las condiciones climáticas y los desastres naturales.

Aplicaciones (entre otras)
• Generar mapas de humedad de suelo, con resolución espacial y área de cobertura disponibles por primera vez en Argentina y en el mundo, para identificar zonas en riesgo de inundación y dar las correspondientes alertas tempranas;
• Detectar suelos muy secos con riesgo de incendios;
• Producir mapas de riesgo de enfermedades de cultivos;
• Evaluar escenarios para la toma de decisiones de siembra y fertilización;
• Conocer la cantidad de agua disponible en nieve húmeda para riego;
• Obtener mapas de desplazamiento de glaciares;
• Elaborar mapas de desplazamiento del terreno y mapas de pendientes y alturas;
• Detección de cambios en infraestructura;
• Seguimiento de barcos; entre otras.

Configuraciones de vuelo
Doce minutos después del despegue está prevista la liberación del SAOCOM 1A en una órbita muy cercana a la final, luego de un minuto se encienden los transmisores del satélite, permitiendo recibir telemetría para verificar su estado de salud y dos minutos más tarde se despliega el panel solar, lo que permite al satélite prepararse para comenzar su fase de puesta en marcha.
Tanto en la liberación como en las siguientes operaciones de puesta, que duran varios días, se mantiene contacto con el satélite por medio de varias estaciones terrenas que se comunican directamente con las estaciones argentinas terrenas de Falda del Carmen (Córdoba) y de Tolhuin (Tierra del Fuego, remota), ambas de CONAE, donde se desarrollan las actividades de recepción, procesamiento, publicación y almacenamiento de la información satelital que es generada por diferentes satélites de observación de la Tierra.