28-07-2007 - Informacion sobre el reactor OPAL del 27 de julio de 2007 : La parada de mantenimiento del OPAL (el reactor construido por INVAP en Australia) ha sido prolongada por varias semanas a fin de investigar un inconveniente encontrado en tres elementos combustibles del reactor. Dada su claridad, transcribimos a continuación el comunicado al respecto de ANSTO, dueño y operador del reactor. La parada de mantenimiento del OPAL (el reactor construido por INVAP en Australia) ha sido prolongada por varias semanas a fin de investigar un inconveniente encontrado en tres elementos combustibles del reactor. Dada su claridad, transcribimos a continuación el comunicado al respecto de ANSTO, dueño y operador del reactor. Comunicado de Prensa de ANSTO del día 27 de julio de 2007: Se parará el reactor OPAL durante ocho semanas El nuevo reactor australiano, OPAL, construido por INVAP se parará durante aproximadamente ocho semanas con el fin de abordar temas identificados durante la fase inicial de operación luego de los últimos once meses. No hay por el momento involucrados temas de seguridad o de exposición a la radiación, y se ha notificado al regulador independiente ARPANSA. El director ejecutivo de ANSTO, el Dr. Ian Smith, manifestó que la parada afectará a los clientes de silicio y causará demoras en cuanto a investigación de haces de neutrones. Los clientes de radiofarmacéuticos no se verán afectados, ya que se han hecho arreglos para la importación de estos productos. “Durante la parada, se investigará y reparara equipos con fallas identificadas”, sostuvo Smith. “Ello incluye el tema de dilución de agua pesada informado a principios de este año, cuando una pequeña cantidad de agua liviana de la pileta del reactor filtró hacia el agua pesada contenida en el tanque reflector que rodea el núcleo.” “Para resolver el problema de dilución, se requiere de nuevos ensayos de presión y la posterior aprobación por parte de ANSTO y, de ser necesario, por ARPANSA, de la solución recomendada por INVAP. Si bien el tema de la dilución no afecta la seguridad o la operación, de no repararse, afectaría finalmente el rendimiento del reactor”, expresó Smith. Por otro lado, esta semana se descubrió que los tres elementos combustible insertados en el núcleo del reactor OPAL durante el último recambio mensual de combustible tenían una de las 21 placas combustibles parcialmente desalojadas. ANSTO llevará adelante una serie de ensayos para determinar cabalmente la causa de este suceso. “Dado que este problema ha afectado únicamente aquellos elementos que estuvieron en el reactor durante el período más corto, se espera que, dependiendo de las evaluaciones de seguridad y las aprobaciones regulatorias, puedan utilizarse nuevos elementos combustibles para permitir el reinicio de la operación”, informó Smith. “De no ser satisfactoria la integridad de otros elementos combustibles o negarse la aprobación regulatoria, luego debería fabricarse un “arreglo inicial” de combustible que tendría como consecuencia una parada más larga. Tenemos esperanzas de que éste no será el caso.” Los clientes de ANSTO serán notificados y se los mantendrá informados mientras continúen las evaluaciones. Los suministros de medicamentos nucleares producidos por el reactor serán por el momento importados y distribuidos por ANSTO. Algunos detalles ¿Por qué tuvo lugar la parada? La parada fue iniciada originariamente como una parada de mantenimiento normal del reactor OPAL. Sin embargo, se advirtió que una única placa combustible en cada uno de los tres elementos combustibles más recientemente insertados en el núcleo de 16 elementos del reactor OPAL como parte del recambio mensual de combustible se encontraba parcialmente desalojada. ANSTO llevará adelante una serie de ensayos para determinar cabalmente la causa del problema. Se anticipa que probablemente se requieran hasta ocho semanas para corregir el problema, identificar lo que ha ocurrido y obtener las aprobaciones correspondientes por parte del regulador nuclear independiente. Desde el inicio de las operaciones del reactor OPAL once meses atrás, ha habido un tema asociado a un equipo de importancia que también requiere solución. Se trata de la dilución de agua pesada informada en febrero de este año, cuando una pequeña cantidad de agua liviana de la pileta del reactor filtró hacia el agua pesada contenida en el tanque reflector que rodea el núcleo. Si bien ello no afecta la seguridad o la operación, el rendimiento del reactor se vería afectado de no solucionarse el problema. Se han llevado adelante conversaciones con INVAP, los diseñadores y constructores del reactor, sobre el modo de arreglar el problema, y se anticipa que ellos llevarán adelante las acciones necesarias durante este período de parada del reactor. ¿Qué son los elementos combustibles? Los elementos combustibles fijan en su lugar dentro del reactor 21 placas de uranio laminadas en aluminio. El reactor contiene 16 de estos elementos combustibles. En el reactor OPAL, los elementos combustibles son cuadrados de 8 cm y cerca de un metro de longitud. Los 16 elementos combustibles se alojan en un arreglo cuadrado de cuatro por cuatro. Estos elementos conforman el núcleo del reactor que se encuentra en la mitad del tanque reflector que fue diseñado para “reflejar” neutrones producidos de regreso al núcleo para que no se escapen al medio ambiente. ¿Quién fabrica el combustible? El combustible que se encuentra en este momento en el reactor es fabricado en Argentina por CNEA. Sin embargo existen otros productores en Francia y Estados Unidos que también pueden proveer a ANSTO de combustible. El fabricante prepara las placas combustibles y luego las ensambla en un elemento combustible. ¿Cómo se corregirá el problema de la dilución de agua? Para solucionar el problema de la dilución, se requieren nuevos ensayos de presión luego de la aprobación por parte de ANSTO y, de ser necesario, por parte de ARPANSA, el regulador independiente de la industria nuclear, de la solución recomendada por INVAP. Si bien el tema de la dilución no afecta la seguridad o la operación, de no repararse, afectaría finalmente el rendimiento del reactor. ¿Existe algún riesgo asociado a la seguridad del personal de ANSTO o del público? No. Los problemas son estrictamente operativos y, si bien generan inconvenientes, no existen por el momento riesgos involucrados respecto de la seguridad o la radiación. ¿Quién es el responsable de la seguridad? ANSTO posee estrictas reglas, y todo el personal operativo tiene una responsabilidad inicial supervisada por los Servicios de Radiación y Seguridad de ANSTO. El regulador independiente ARPANSA también verifica con frecuencia la aplicación de las normas de seguridad. ¿Cuáles son las implicancias? El problema tendrá como consecuencia la suspensión de los servicios de irradiación de silicio y de algunas investigaciones programadas por medio del uso del reactor.