antonov2015El ARSAT-2, segundo satélite geoestacionario argentino de telecomunicaciones, partió a las 17:31 de esta tarde del Aeropuerto Internacional de San Carlos de Bariloche rumbo a la Guayana Francesa, desde donde será lanzado al espacio a fines de septiembre próximo.

El satélite fue transportado por el avión de carga ucraniano Antonov AN124, que había arribado ayer a la terminal aérea barilochense, y recalará en Neuquén y el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, para reaprovisionamiento de combustible, antes de aterrizar en territorio guayanés.

La partida contó con la presencia de la Secretaria de Competitividad del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas de la Nación, Mariana González; el presidente del Banco de la Nación, Juan Forlón; el titular de Radio y Televisión Argentina, Tristán Bauer; el presidente de la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, Norberto Berner; el gobernador de Río Negro, Alberto Wereltineck; la intendenta de Bariloche, María Eugenia Martini; el presidente de ARSAT, Matías Bianchi; el gerente general de INVAP, Héctor Otheguy; y el legislador provincial por Río Negro por el Frente para la Victoria, Martín Doñate, entre otros.

La jornada comenzó a las seis de la mañana, momento en el cual la caravana que llevaba al ARSAT-2 llegó al aeropuerto local procedente de la sede de INVAP.

Consultado Matías Bianchi sobre las expectativas generadas por este nuevo satélite, dijo que “se encuentra preparado para prestar servicios en toda Latinoamérica y permitirá a Argentina cubrir de forma definitiva las posiciones orbitales con satélites producidos en el país. Cierra un ciclo estratégico iniciado por el ex presidente Néstor Kirchner, que continuó la política satelital de Cristina Kirchner y que contó con una fuerte inversión del Ministerio de Planificación. En su momento pareció una decisión arriesgada, pero la realidad muestra al ARSAT-1 dando servicios en el espacio y en un par de meses también tendremos al ARSAT-2 en pleno funcionamiento”, prosiguió.

En otros pasajes, el titular de ARSAT señaló la importancia de contar con una banda de frecuencia C, que se utiliza para transmisión de contenidos en América Latina, ya que Argentina genera “buena parte de los que se producen en la región”. “Ocupará la posición orbital 81⁰ Oeste, cuya defensa para la Argentina motivó la creación de ARSAT y el desarrollo del Plan Satelital Geoestacionario Argentino con el que hoy, diez años después, nuestro país avanza en su consolidación como productor de satélites geoestacionarios”.

A su turno, Norberto Berner hizo hincapié en el orgullo que genera contar con un nuevo satélite nacional. “Nos llena de orgullo asistir a la concreción de otro satélite argentino. El ARSAT-2 es un sueño de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, que se pudo llevar adelante por su decisión política y mirada estratégica hacia el futuro de las telecomunicaciones. Poder producir este tipo de tecnología en la Argentina nos coloca en un lugar de mucho reconocimiento a nivel mundial, ya que sólo un selecto grupo de países tienen la capacidad para hacerlo. Además el nuevo satélite trae ventajas comparativas no solo para el estado nacional, sino para todas las empresas públicas y privadas que se beneficiarán con sus servicios”, finalizó.

FUENTE:
Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios

+ INFO: 
Autoridad Federal de Tecnología de la Información y las Comunicaciones