c_600_0_16777215_00_images_stories_prensa_sac-dw.jpgDurante la jornada de ayer se llevó a cabo la presentación del satélite SAC-D/Aquarius en Washington DC y se anunció su lanzamiento para el próximo 9 de junio desde la Base de la Fuerza Aérea Norteamericana, ubicada en Vandenberg, California, EEUU.

En la actualidad se están realizando las últimas pruebas antes de acoplar el satélite, diseñado y construido por INVAP para la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), al cohete Delta II que lo colocará en órbita.

Esta misión tiene por objeto estudiar los niveles de salinidad de los océanos y su influencia en los cambios climáticos, permitiendo trazar un mapa de las variaciones globales de salinidad que mejorará la capacidad actual para predecir el clima del futuro. Durante los siguientes 3 años, cada siete días ofrecerá detalles de los océanos desde una distancia aproximada de 650 kilómetros y mostrará los flujos de salinidad entre las diversas zonas de los océanos en el tiempo.

El satélite SAC-D, transporta además siete instrumentos más que recogerán datos ambientales para una amplia gama de aplicaciones, incluyendo estudios sobre los peligros naturales, la calidad del aire, los procesos de la tierra y la epidemiología.

SAC-D/Aquarius es un proyecto satelital de colaboración científica entre las agencias espaciales de los EEUU, Brasil, Canadá, Francia, Italia y Argentina.

Imágenes NASA